Agenda: eventos

formacion yoga monitor

Anuncios

4 thoughts on “Agenda: eventos

  1. De todo el curso (el Taller de Autoestima con Lupe), hay una palabra que se repite en mi interior: Vulnerabilidad. Despues de un taller para trabajar con el niño interno, y verme en un momento dado como un niño pequeño llorando, pidiendo que no le abandonen, la necesidad de amor se hace sentir. Y es que las personas necesitamos amor, igual que comer para alimentar el cuerpo u oxigeno para respirar. Puede ser algo que ya sabia, que mucha gente sabe, pero para mi ha sido bastante “trascendente” sentir eso. Quizas es porque mi ego espiritual aspira a unos estados del ser en los que no hay necesidad de nada. Ese ego no tiene problema en admitir que de momento necesito comer para mantener el cuerpo, pero sin embargo si parece tener algo en contra de admitir que necesito sentirme amado.

    Para mi, la expresión “te quiero” es algo parecido a una promesa, algo que solo podría decir cuando me siento muy conectado con esa fuente interior
    espiritual de amor infinito (o como lo queramos llamar…), y ahora parece más bien algo que solo puede decirse de verdad despues de haber experimentado la propia vulnerabilidad ante la necesidad de recibir amor. Porque es cierto que uno debe amarse a si mismo y conectarse con sus fuentes y todo eso, pero hay una parte de amor que se recibe de las personas, que no puedes forzar, sólo abrirte y dejar que entre, como hace un bebé recién nacido. Lo que si puedes hacer es pedirlo, y los bebés son expertos en eso, pero al crecer parece que se nos olvida. Por no hablar de cuando ya somos un poco adultos y aún nos pillamos esas rabietas y depresiones porque no sabemos cómo hacer para sentirnos amados. A veces, cuando abres el corazón para sentir ese amor, lo primero que debe ocurrir es que salga el dolor, liberar espacio, para sentirse más ligero, y que recupere la sensibilidad perdida por la falta de uso.

    Tal vez todo esto sea más facil para las mujeres que para los hombres. Porque a los chicos se nos enseña a ser fuertes, a no mostrarnos vulnerables, y asi puede pasar una vida entera, mientras que las chicas son más conscientes de ambas partes, porque no hay problema en que una chica admita que es vulnerable (aunque seguramente tambien sufran mucho cuando se les inculca un exceso de vulnerabilidad), y luego puede aprender a ser fuerte si lo necesita. Esto son reflexiones en general. Quien me conoce sabe que soy poco partidario de hablar de sexos, porque muchas veces conduce más a la separación que a la unión, pero en este caso creo que puede ayudar a unir. Al final da igual si se es hombre o mujer. Cualquier persona que quiere evitar el sufrimiento intenta ocultar o
    proteger su vulnerabilidad, y al hacerlo resulta que también se cierra la entrada a ese amor que viene de otras personas, tanto hombres como mujeres. Y de eso se trata, de unir, porque si abro mi corazón puede entrar cualquiera, me vuelvo vulnerable, pero si no lo abro no puede entrar nadie. Y puede que sea yo quien viva adentro, superconectado conmigo mismo, pero también superencerrado. Quiero agradecer a todas las personas que participan en estos talleres, porque se crea un espacio de intimidad y aceptación donde uno puede abrirse, verse mejor, y, aunque te sientas vulnerable, dar esos primeros pasos con confianza.

    1. Si no nos abrimos, quizás no seamos aparentemente vulnerables, pero lo cierto es que lo somos mucho más, porque somos vulnerables ante nosotros mismos, ya que nos estamos inhibiendo en nuestras íntimas necesidades afectivas.
      Los miedos! He ahí el problema. Tenemos miedo a ser felices, a amar y a ser amados. Nos han enseñado a ser desconfiados ante todo lo bueno cuando dar y recibir amor en el más amplio sentido de la palabra debería ser el hábito. Lo sabemos, identificamos el problema, lo compartimos en los talleres pero… ahí está. Estamos ligados a demasiados “vínculos patológicos” que nos han hecho concebir una realidad distorsionada. No culpo a nuestros antepasados porque no han conocido quizás otra cosa. Los responsables somos nosotros porque identificamos el patrón erróneo y no ponemos demasiado ahínco en rectificarlo para que no siga reproduciéndose a través de las vidas.
      El curso anterior de Autoestima me ha ayudado mucho, mucho más de lo que yo creía. Gracias a Cristina por organizarlo, a Lupe por impartirlo y a todos las compañeras y compañeros por haberme ayudado a entender como iniciar mi nuevo camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s