Generosidad

Generosidad
El verdadero interés por uno mismo enseña la generosidad.
El cielo y la tierra permanecen porque no son únicamente egoístas sino que existen para toda la Creación.
Sabiéndolo, el líder sabio mantiene a raya el egocentrismo y, al obrar así, se hace más efectivo.
El liderazgo lúcido es servicio, no egoísmo. El líder crece más y permanece más al poner el bienestar de todos por encima del bienestar propio.
Paradoja: por ser generoso, el líder ensalza su ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *